Switch Language

Semáforo Volcánico

Portal recomendado por



Colaboradores




 

 

 

 




El tiempo en Canarias

Patrocinadores

Distribuidor oficial de Vodafone

Nuestros visitantes

992250
HoyHoy751
AyerAyer729
Esta semanaEsta semana2649
Este mesEste mes14357
TotalTotal992250

Volcanes de EE.UU: Camino de toda la verdad sobre Yellowstone

Expedición Colabora

 

Segunda Etapa: Camino de toda la verdad sobre Yellowstone

Por Marcos López y Víctor Melo
Imágenes: VC Mapas e imágenes: USGS/Universidad Utah

 

Tras dejar atrás el imponente P.N de Los Glaciares enfilamos rumbo hacia el carismático P.N de Yellowstone, meca de todo amante de los volcanes que se precie. Lo cierto es que el simple hecho de saber que nos dirigíamos hacia allí generaba una extraña sensación de adrenalina corporal en todos y cada uno de los poros de nuestra piel. ¡Por fin viviríamos Yellowstone desde dentro! Esa famosa escena apocalíptica y el atrevimiento de adentrar nuestros pasos en la gran bomba volcánica de relojería que un día arrasará con medio planeta…Acudíamos ávidos de conocer toda la verdad sobre las múltiples noticias, leyendas, exageraciones que tanta tinta han hecho correr en todo el mundo.

Las primeras 3 horas de viaje hasta llegar a la ciudad de Helena, mitad de nuestro camino hacia Yellowstone, se nos pasaron muy rápido. Realizamos nuestra parada en un típico motel Super8 que nos ofreció todo lo necesario para descansar y seguir nuestro camino. Desde allí, las horas previas a la llegada a Yellowstone recorren plácidas e inmensas llanuras con la sensación de estar viajando hacia ninguna parte ante las escasas referencias topográficas que te ofrece el paisaje. Una escala técnica en el pequeño pueblo de Ennis nos mostró de cerca una surtida tienda de armas con toda clase de artilugios. La facilidad de adquisición nos hizo comprender el polémico debate sobre la posesión de armas en EE.UU.

 

 

 

 

Lago Terremoto, primer indicio del poder de la naturaleza

Optamos por entrar a Yellowstone por el Oeste, siguiendo la carretera 287 que nos llevaría hasta el primer sobrecogedor hito: el Hebgen Lake,  también conocido como Lago Terremoto. Este lago tiene un origen dramático ya que su formación está relacionada con un gran terremoto magnitud 7.5 ocurrido la noche del 17 de agosto del año 1959. Este cataclismo generó un deslizamiento de tierras, que sepultó una concurrida zona de descanso veraniego, que se saldó con 28 víctimas mortales. En el parking junto al lago, se han colocado diversos paneles informativos, para relatar los angustiosos detalles de la “noche del terror”, tal y como han bautizado a este evento. Desde allí nos aproximamos al pueblo de West Yellowstone, que sería nuestro cuartel general durante los 4 días que dedicamos a descubrir este enigmático parque.

 

Precaución para disfrutar de un entorno cambiante

Una de las primeras curiosidades que observas al entrar a Yellowstone es que no se observa ningún volcán humeante como muchos podrán esperar. Te adentras en una gran llanura repleta de riachuelos, bosques y lagos que se intercalan en el paisaje con numerosos de fenómenos hidrotermales.  Cuesta imaginar que estés dentro de la gran caldera activa ya que sus paredes son tan discretas que cuesta divisarlas en el paisaje. Las autoridades se han esforzado por colocar amplios paneles informativos para advertir al visitante de los riesgos que esconde la naturaleza de Yellowstone. No sólo se explican los peligros geológicos sino también sobre la fauna salvaje que diariamente convive con los visitantes. Es muy importante seguir en todo momento las indicaciones de seguridad, de no hacerlo,  no es difícil verse en una situación de grave peligro.

 La carretera del 8 te descubre lo mejor de Yellowstone

El Parque Nacional Yellowstone se estableció en 1872 y es el primer parque nacional de Estados Unidos. Compartido por los estados de Wyoming, Montana e Idaho, alberga una gran variedad de animales salvajes como osos pardos, lobos, bisontes y alces. Dentro del Parque Nacional de Yellowstone también se preserva el Gran Cañón de Yellowstone, el géiser Old Faithful, que constituye la colección de géiseres y fuentes termales más impresionante del mundo. Yellowstone es un parque muy extenso con casi 9000 km2. Lo más recomendable es planificar bien los puntos a visitar con anticipación. Más de 200 km de carreteras recorren el parque, aunque la conocida como carretera del 8 (Grand Loop Road), en el corazón de Yellowstone, te permitirá ver lo esencial. Habitualmente los estadounidenses diseñan cómodos aparcamientos cerca de los lugares más emblemáticos de su naturaleza. Es recomendable parar y recuperar energías en alguno de los centros de visitantes que tiene el parque. Muy interesantes y pedagógicos, muchas veces te ayudarán a entender mejor lo que ves en el exterior. Desde los centros de visitantes parten también visitas guiadas gratuitas a cargo de los guardas del parque, que resultan amenas y didácticas.  Ten en cuenta que las distancias son largas y las carreteras son de montaña. Debes preveer además que no podemos circular a grandes velocidades, ya que la fauna del parque campa a sus anchas y cruza carreteras por doquier. No será difícil encontrarte con retenciones en las carreteras. Si te ves detenido súbitamente, prepara tu cámara de fotos. Es muy probable que una manada de bisontes haya tomado literalmente la carretera como nos sucedió a nosotros.

Vídeo “Rodeados de bisontes”.

  

Mentiras y verdades sobre Yellowstone

El principal objetivo de nuestro viaje era descubrir qué hay de verdadero en todas las informaciones que se han vertido en los últimos años sobre Yellowstone. Una y otra vez se leen catastrofistas titulares que convierten un determinado fenómeno natural, que se observe en el parque, en presagio de la gran erupción de la temida caldera de Yellowstone. Durante nuestra estancia en Yellowstone concertamos una entrevista con Henry Heasler, el máximo responsable de peligros del parque. Durante más de dos horas, junto a la científica Cheryl Jaworowski, nos estuvo aclarando pacientemente todas nuestras dudas. Te aconsejamos que leas la entrevista completa. Seguidamente desmontamos algunas de esas  falsas noticias que han circulado últimamente respecto al despertar del supervolcán de Yellowstone, con la información recabada durante nuestra estancia. A día de hoy, a los responsables de riesgos de Yellowstone les preocupa más el peligro de un gran terremoto o los relativamente frecuentes incidentes con la fauna, que la cacareada gran erupción.

  • “Los bisontes están huyendo de Yellowstone”

Diversos vídeos fueron divulgados por las redes sociales mostrando un grupo de bisontes corriendo por una carretera. Se dijo que estaban huyendo del parque asustados por los ruidos de una inminente actividad volcánica. Tras comprobarlo se supo que se trataba un grupo de animales, asustados por el tráfico, que estaban corriendo por su hábitat cotidiano, en el margen de una de las carreteras que atraviesan Yellowstone. En el vídeo que mostramos más arriba puede comprobarse cómo los bisontes pastan tranquilamente en los parajes del parque sin temor alguno.

 

Este es el vídeo divulgado que aseguraba que los bisontes huían cuando en realidad se dirigían al interior del parque

 

  • “Las carreteras de Yellowstone se están derritiendo”

La actividad geotermal del suelo del parque es muy elevada en algunas zonas. El firme de las carreteras no es ajeno a las altas temperaturas que debe soportar el asfalto, además de la frecuente sismicidad de ciertas áreas. Los efectos geológicos unidos a los climáticos provocan que en ocasiones algunos tramos de carretera se deterioren y sea necesario repararlos periódicamente.

 

  • “Está habiendo terremotos en Yellowstone”

Anualmente se registran miles de terremotos dentro de Yellowstone muchas veces en forma de enjambres sísmicos. La mayoría de eventos son microterremotos y sólo se registran entre 5 y 20 de magnitud superior a 3. Es un fenómeno habitual que se está dando como excepcional. En ocasiones algunos medios focalizan la atención en enjambres sísmicos o en algunos temblores más llamativos y los dan como indicio de actividad volcánica.  Yellowstone es un sistema volcánico activo con fumarolas, géiseres y actividad sísmica. No es dada anormal que se registren temblores. El 50% de la energía que libera Yellowstone se manifiesta en forma de enjambres sísmicos. En el mapa a la derecha se observan los terremotos registrados en 2014 en Yellowstone (Univ. Utah).

 

  • “El suelo de Yellowstone se está elevando”

Se han tergiversado registros de deformación del suelo como algo relevante y novedoso. Desde que hay control de los movimientos del suelo de Yellowstone, se han observado periodos de levantamiento o hundimiento de determinadas zonas de hasta 14cm año. Es exactamente como si el suelo del parque respirara, según las presiones que genera el subsuelo.  Aún hay debate científico sobre si esas presiones las genera movimientos de magma o de agua en el sistema hidrotermal. No debe ser motivo de alarma ver que el suelo de Yellowstone se eleve 7cm aunque para confirmar los datos debe esperarse al menos un mes tras la observación de la anomalía.

Recomendamos ver el vídeo explicativo de los movimientos del suelo de Yellowstone a cargo del científico del USGS Ken Pierce (Inglés)

 

  • “Los árboles de Yellowstone están muriendo”

Varias imágenes de árboles muriendo se presentaron como algo excepcional. Es habitual que las fuerzas geológicas que condicionan el parque puedan hacer variar los cursos de aguas sulfurosas que brotan en muchos lugares. Debido a estos cambios, no debe resultar extraño que  un flujo de agua ácida pueda invadir una zona de árboles, que acabarán muriendo irremediablemente, debido a esas condiciones extremas que genera esta agua. Observen este vídeo explicativo tomado en Yellowstone.

 

  

  • “Yellowstone se está preparando para una gran erupción”

Es la frase más pregonada por los sensacionalistas, que se hacen acopio de hechos aislados o fuera de contexto para confundir o desinformar. La opinión del geólogo H. Heasler,  responsable de peligros de Yellowstone, resulta inapelable  “no sabemos si la semana que viene las cosas pueden cambiar, pero, a día de hoy, nuestra gran preocupación es la posibilidad de un gran terremoto y no una supererupción”. Recordamos que la mejor manera de seguir la actividad volcánica de Yellowstone es la de su observatorio virtual y atender únicamente a los comunicados oficiales del USGS organismo responsable de su vigilancia. A día de hoy, Yellowstone está listo para erupcionar en la ciencia ficción. 

Secuencia de la erupción de Yellowstone, Película 2012 (Columbia Pictures / Sony Pictures Entertainment)

 

Para completar la información sobre Yellowstone te recomendamos la lectura de la entrevista con Henry Heasler, responsable de peligros del parque del Servicio de Parques Nacionales del Gobierno de EE.UU que nos recibió junto a la geóloga y educadora Cheryl Jaworowski.

H.Heasler: “Nuestra mayor preocupación es un gran terremoto y no la supererupción de Yellowstone”

 

Para saber más:

-Observatorio Virtual de Yellowstone
-Yellowstone en Facebook
-Más vídeos de Yellowstone (Canal Volcanes de Canarias)

 

 

Más reportajes:

Volcanes de EE.UU: Primera etapa: De las Calderas de Azores a los picos de los Glaciares